viernes, mayo 01, 2009

Nuevos Cambios

Antes que nada, gracias por el apoyo y la preocupación de ustedes a raíz de la situación que pasé. A todos, gracias.

Y bueno, no había escrito, una, de puro dejado, y otra, por miedo. Pasé un tiempo preocupado. A pesar de ello, debo decir que estuve con mucha suerte durante todo este tiempo, me sentí hasta bendecido.

El mes de febrero lo pasé sin trabajo como alcancé a contar, pero en marzo me salió un trabajo de salvavidas. Se trata de un reemplazo que estoy haciendo y duraba tres meses (estoy terminando el segundo y será el último). Y todo bien aquí, nada que ver con mi antiguo trabajo; desde el sueldo hasta el horario, todo excelente. A parte que el ambiente laboral igual super. Eso sí, como era un reemplazo, sabía que tenía fecha de término y de ahí iba a ser muy difícil poder continuarlo, de ahí mi preocupación por el después qué. Es hora de contar sobre un proyecto que venía gestándose desde el año pasado, y no lo había mencionado, porque como saben, en la puerta del horno se quema el pan; voy a comprar casa. Ya está todo listo, en Junio-Julio me la están entregando. Así que por fin tendremos nuestra casa con Iván. Cuando me quedé sin trabajo, lo que más me tenía preocupado era el asunto del crédito, que no me lo diera por este hecho. Ahora ya estoy tranquilo.

Estoy tranquilo, y aquí va la segunda gran noticia, porque conseguí un segundo trabajo en el sector público. Así es, por eso digo que he sido bendecido. En el lapso de 3 mese he conseguido dos trabajos. Y éste segundo, es aún más bueno, laboralmente y profesionalmente. Llegué a un lugar al que siempre quise llegar y que se veía muy difícil hacerlo (siempre pensé que tendría que morir alguien para que se hiciera cupo). Me da la oportunidad de crecer y proyectarme, cosa que no tenía antes. En fin, super contento por esa parte. Pero aquí viene la parte fome del asunto, porque debo pagar un precio muy alto por esto, y es que me debo ir a P O R V E N I R, en Tierra del Fuego de residente. Y este asunto me tiene medio acongojado. Porque pucha, justo ahora que voy a tener mi casa y poder cumplir mi sueño de vivir en pareja con Iván, lo voy a poder hacer. Con suerte (siempre que el tiempo esté bueno) podré volver los fines de semana a mi casa. Pasar el Sábado y volver el Domingo más menos temprano. Ni un chiste.

Es tan irónico, encontré una pega segura (cuando pregunté por cuanto tiempo era, me dijeron que para siempre), donde posiblemente nunca me saquen, pero en otro lugar, lejos de mi casa.

Esta noticia fue difícil. Lo conversamos y la aceptamos, no de muy buena manera en todo caso. Pero bueno, de partida, como está la situación hoy en día, y por lo excelente que es el trabajo, sería de locos no aceptarlo. Mas aún cuando me tocó personalmente la cesantía y teniendo en cuenta lo fácil que me resultó conseguirlo. Esta oportunidad no se vuelve a repetir.

Y eso, empiezo este lunes y de irme, sería el próximo mes. Buaaaaaaaa.

Por suerte soy una persona optimista y creo que puedo sacarle el mejor provecho a esta situación y que tarde o temprano podré darle alguna solución. Siempre creo que las cosas siempre pasan por algo que sea para bien.

1 comentario:

Guess who's back???? dijo...

Oh por Dios, como es el destino no?, te da el trabajo ideal aunque un poco lejos de casa...pero ni modo, las oportunidades buenas de la vida vienen de la manera menos pensada. Mucha Suerte y exitos en tus futuros proyectos!.

Saludos,

S.