viernes, julio 17, 2009

Al rescate

De a poco ya me estoy normalizando acá. Dejé la pensión el miercoles porque me he cambiado a la que será mi casa. Estoy por el momento con lo mas indispensable: mi cama, el refri, la mesa de comedor, tele y equipo. Con esto, no quiero mas.
Y lo mejor, es que vinieron mis viejos para ayudarme al cambio y arreglar la casa. Entre otras cosa, tubimos que limpiar, instalar cortinas, armar camas. Así que fueron de gran ayuda su visita.
La casa esta re chora, me gusta. Es relativamente grande y lo mejor de todo, es que me queda al lado del trabajo... eso significa que podré dormir mas ahora en la mañana, y para almorzar, solo me vasta con cruzar el cerco para enceder la cocina y calentar la comida antes de salir.
Hoy parto a Punta Arenas, aprovecho el viaje con mis viejos ya que cruzaremos "por tierra" (le dicen asi porque el cruce se realiza en Primera Angostura, y allí la barcaza tarda solo 10 min... pero queda re lejos de aca y de Pta Arenas).
... A todo esto, Ivan se quedó cuidando la casa de mis viejos y cuidando a Horacio. Estoy contento porque lo podré ver, y este fin de semana podré pasar mas tiempo.

2 comentarios:

Pará Adumá dijo...

Qué lindo que tus viejos te salieron "al rescate" y que bueno que ahora vayas pa' Punta Arenas y así "rescatar" algunas horitas con Ivan y recagarte las pilas.

Me alegra que estés bien y me alegra saber que eres una persona que logra adaptarse a las nuevas circuntancias.

¡Felicidades!

Escribe más seguido.

Abrazos.

So this is me...sho whaaat!!? dijo...

Tu vida suena a toda una aventura!, que divertido!!, mucha suerte.

Saludos,

S.