domingo, agosto 16, 2009

Solo para los Dos.

Pucha, me quedé con ganas de que no terminara el fin de semana . Es que lo pasé super bien porque vino Iván a verme. Ahora le tocó a Él venir para acá. Pasó que salía mas conveniente que fuera así a que yo hubiera viajado, ya que la barcaza cambió su horario por este fin de semana. La última salida desde Pta. Arenas el dia viernes fue a las 16:00 horas y la última desde Porvenir el domingo fue a las 19:00. Así que para pasar mas tiempo juntos convenía que Él viniera.
Y como estuvimos solitos los dos, alcanzamos a regalonear harto.
Ahora tuve tiempo de mostrarle todo el pueblo (wuauuu). Le mostré todas mis "picadas": la carnicería donde tienen la mejor carne, el "supermercado" mas copleto que hay acá, la panadería donde hacen unas empanadas de horno espectaculares (gigantes y, el local mas importante que existe para mi; la Maskada. Acá hacen comida casera muy rica y variada (según el dia se puede encontrar desde casuela de gallina hasta asado de cordero al palo, pasando por porotos con riendas y, milanesas y ablondigas. Lo otro que suelo comprar son los sandwich que tinen, gigantes y con carne muy buena.
Y el sabado tuvimos una velada improvisada que nos salió de lo mas linda. Para hacerla corta, nos acostamos a eso de las 12:00 de la noche. Iván no tenía sueño y me empezó a preguntar por lo locales que hay acá. Le dije que lo mas desente que había era el Club Croata, que funciona como pub pero es ahí no más igual. Yo a esa hora ya no tenía ganas de hacer nada mas que dormir, pero fue tanto su insistencia de que no podia dormir que al final logró que me levantara para salir. Una arrglada rapida (acá no hay que producirse mucho para andar top, jajaja) y fuimos para allá, pero grande fue la decepción de Iván al enterarnos que el Croata a esa hora funciona como Salon de baile. Mas encima había que pagar entrada, no tenían nada para comer y la musica estaba muy fuerte como para conversar (mas encima era regeton antiguo). Así que nos devolvimos para la casa, y en eso a mi se me ocurrió pasar a compra unas "salchipapas" a un local que se llama "El Pollo Dorado" y que estaba abierto a esa hora, y para darle un toque especial, Iván compró un Toffee Cream (lo recomiendo, me gustó un montón). Y lo mas rico de todo, es que nos servimos esto en la camita.
Hoy ya es Martes, y aún sigo contento por haber disfrutado este fin de semana que fue solo para los dos.

4 comentarios:

Pará Adumá dijo...

Me alegro por los dos.

Y toda esa comida que hablas, me dan ganas de ir pa' Chile.

Que sigan bien con Ivan, que puedan seguir compartiendo así juntos muchas veces más.

Abrazo.

Pinochet C. dijo...

aún no me resultaaaaaaaaaaa hasta he pensado en darte la clave jajajajajaja enserio Fer, no me resultaaa, no se q onda ....siento q voi a putear la pc .....abrazosssaps .. q mala lo del avionnn parecias me imagino como en las pelis ...si hubiese sio el final de la teleserie .... nos hubieses regalao un buen final ..donde la antagonista logra su cometido y pierdes el vuelo y el hombre de tu vida, se fue creyendo q nunca corriste tras él ...ugfff ... besos compadre

Alone again... dijo...

Que lindo lo que cuentas :), asi vale la pena pasar un finde.

Saludos.

PABLORE dijo...

Me he llegado a tu blog, y la verdad es que los planes compartidos son muy bonitos, especialmente si salen bien.