viernes, enero 02, 2009

AÑO NUEVO

Y se fue el año; Feliz Año Nuevo a todos!

Bien, el año nuevo lo pasé en la casa del Jano. Hace un tiempo atrás se nos ocurrió la idea de pasar el año nuevo todos juntos. Al final solo nos reunimos Iván, Marcelo, Jano y Yo, los demás no pudieron ya que tenían que pasarlo con la familia. Caso aparte fue el zopenco del Pablo, que a última hora encontró pasaje para Santiago y se fue de vacaciones. Así, de un rato para otro. Me contó después que le dieron las 12:00 en pleno vuelo y para celebrar le dieron UNA (1) uva… ni siquiera un racimo, sino que UNA uva. Por mi parte, le tuve que avisar con anticipación a mi vieja para que no le diera un ataque al saber que lo pasaría sola con mi viejo (mi hermana cenaría en casa de su suegra). Por fortuna a última hora se confirmó mi abuela en la casa para cenar. Llegamos como a las 10:00 donde Jano y en media hora ya estábamos cenando (las cosas ya estaban preparadas de antes). Estuvo bonito. Comimos pollo con ensalada de arroz. Además que compramos helado para el postre. A las 11:00 ya estábamos viendo videos y esperando que dieran las 12:00 para el abrazo. Se hizo eterno y nos dio un bajón de sueño a todos.

Luego vinieron los abrazos, los brindis (me dieron permiso para tomar ron, jajaja) y todo eso. Después de las 1:30 llegaron los demás.
Nos quedamos otro tanto de rato más hasta que llegó la hora de partir a bailar. Teníamos dos panoramas, uno era la disco como siempre y la otra era una fiesta que harían en una sede. Esta última no nos tincó mucho porque sonaba a replica de "Holocausto". 0 posibilidad, por lo que nos fuimos directo a la disco.

Llegamos temprano y no había mucha gente y de hecho tardo bastante en que cambiara el panorama.
Me quedé con las ganas de bailar cumbia (estoy super cumbianchero ahora), pero no me quejo de la música tampoco.

Creo que estuvimos hasta las 6:00, no es que se me haya apagado la tele, ojo, sino que simplemente no vi la hora. A parte que tuvimos que repartir a todos a sus casas; de paso cuando fuimos a dejar al Jano, me bajé del auto y entré a su casa para sacarle la mitad de un pollo; obvio, tenía que asegurarme con el almuerzo para el otro día.

Dormí hasta las 3:00 de la tarde, de ahí almorcé con Iván. A todo esto me quedé en su casa y cuando llegamos nos pilló su vieja, pero Iván le inventó no se que chiva y al final me quedé.
Y de ahí vino mi suplicio, porque tuvimos que ir a la casa de mi hermana a saludar a todos (mis viejos, la familia de mi cuñado y mi abuela). Andaba con un sueño terrible. A parte que me dio acidez, así que verán que fue un sacrificio tremendo que tuve que hacer.

1 comentario:

Pará Adumá dijo...

¡Que buena! Oye, escribe más seguido poh!

Que sea un 2009 lleno de Luz, Paz y Amor.