martes, mayo 25, 2010

Que poco chic.

Sí, que poco chic que soy, pucha. Pero hay cosas que por muy top que sean, si no me gustan, no me gustan no mas. Resulta que el viernes salimos en grupo a tomarnos algo a un local relativamente nuevo y que tiene su onda. Está bien decorado y se escucha solo música electrónica allí (toda una excentricidad por estos lados); pero el detalle que lo hace especial, es que funciona como Sushi Bar. Pero he ahí el problema para mí. El sushi. definitivamente no me gusta tanto. Es que el pescado (en general, no se salva ninguno) no son de mi total agrado, y sobretodo si es que me da hambre y ando pensando en comer otra cosa. Por eso fue que me sentí muy poco chic al comer sushi, porque los demás ufff, lo encontraron la última chupada del mate, y además que está muy de moda, y yo ni siquiera se usar los palitos y me quedé con hambre más encima. Y para qué voy a mentir, antes que estar comiendo suchi, prefiero comerme unas cuantas empanadas de coctel. Por eso, viva la carne de todas maneras!

2 comentarios:

IGNACIORE dijo...

He probado el aburrido sushi dos veces y coincido: no me gusta para nada.
A mi el pescado sí me gusta, pero cocinado y en buenas porciones. Crudo no, y menos el sushi con esa alga verde que parece un papel que envuelve ese arroz pasado.
Me quedo con un buen plato de carne o pollo.
Sólo la moda puede dar popularidad a un plato tan escaso e insulzo!

cristian dijo...

heyyy..no eres poco chic...simplemente que el sushi ya perdio su gracia...y hayq ue tener paladr nipon pa entender el real sentido de tanto arrollado de alga desabrido..

te adjunto mi propia visión del mismo tema...para que veas que somos varios (y quizás muchos) los anti sushi, que seguimos siendo chic's...

jejeje...
abrazo desde la capital del reino,
C,

http://so_da_cl.blogspot.com/2006/05/y-hablando-de-comida.html