miércoles, diciembre 22, 2010

Los Mejores Discos Del 2010, Parte III





Y llega el momento de la verdad, el momento esperado: conocer los 10 mejore discos del 2010.
Disfrutenlo y que Viva la Música!














10. Hurts - Happiness: Ya teníamos bastante del regreso del synthpop ochentero bailable a la fecha, llegando casi al cansancio, faltando que llegara algo más novedoso. Y llegó de la mano de la balada en código synthpop con Hurts. Los temas bailables son pocos, hay que decirlo, pero en cambio, nos entrega una gran cantidad de temas de corte más bien trágico. El desamor es tema principal en cada canción. Éstas son las que tienen las melodías más pegadizas, elaboradas, y por qué no, hermosas. Al igual que el disco Head First de Goldfrapp, éste Happinnes viene de con unos arreglos synth muy ricos, ideales para ser escuchado con audífonos, secuencias electrónicas muy texturizadas y arreglos con toques épicos en los temas de toque mas sinfónicos. Todo para realzar el dramatismo y profundizar en las heridas.


9. Tame Impala - The Innerspeaker: El mejor debut del 2010. Los 60 y los 70 se unen en esta placa, cargada de la sicodelia y del sonido más stoner de cada decada respectivamente. Es un conjunto de guitarras y voces reverberantes, saturación de sonido, y combinación de pasajes atmosféricos tipo Pink Floyd, con otros derechamente más rockeros. A esto sumemosle que la voz del vocalista guarda una semejanza asombrosa con la voz de Jhon Lennon y de Geoge Harrison, haciendo que la experiencia sea mágica (sonreí muchas veces de felicidad escuchando esto por la calle).





8. Sigh - Scenes From Hell: "Arderemos todos en el Infierno" es el mensaje que me quedó grabado en la cabeza de tanto escuchar este disco. De todos los discos de metal que escuché durante el año, éste fue el único que mereció un puesto dentro de lo mejor. Y realmente es increíble. No tan solo se trata de un disco de metal, sino que más que eso; es una obra sinfónica. Cuerdas, tubas, trompetas, flautas, se unen a las guitarras y a la batería machacante. Aquí, la orquesta no actúa solo como un adorno decorativo, sino que es parte intrínseca de cada tema, formando parte misma de la composición. El resultado es sorprendente.





7. Deerhunter - Halcyon Digest: El 2008 cometí el gravísimo error de no incluir dentro de los 10 mejores discos de ese año, el Microcastle de Deerhunter (llegó a mis oídos un poco tarde). Craso error, pues es tan excelente que debió ocupar un lugar dentro de los primeros 3. Este año definitivamente se consagran como una de las mejores bandas de la actualidad con este Halcyon Digest. No vino tan etéreo como el disco anterior, pero sí mantiene el grado sicodélico y onírico en cada canción. Pop por donde se lo mire, con gran referencia a los años 50. Una colección de canciones grandiosas, donde se hace difícil elegir una favorita.





6. Beach House - Teen Dreem: Una lástima que este maravilloso disco haya tenido una portada tan poco atractiva. El duo conformado por Victoria Legrand (órgano y voz) y Alex Scally (teclado, guitarra y coros), nos estregó el disco mas bonito del año. Dream pop vaporoso, volátil, de ensueño. Siendo su música bastante cálida, su contenido tiene una melancolía especial.










5. Sufjan Stevens - The Age of Adz: A colocarse unos buenos audífonos para escuchar esto, porque lo que viene a continuación (en realidad después del primer tema), es una explosión de sonidos, y ojo, que poco tiene que ver con la obra folk anterior de Sufjan ya que esta vez, se dio una vuelta de tuercas, para sumergirse en terrenos de la electrónica. El resultado es simplemente barroco: orquestas, un sin fin de coros de todos los tipos y mucha electrónica del tipo Drum and Bass, IDM, y quien sabe, algo más inventado sea de paso. Las melodías de las canciones quedan practicamente salpicadas de estos elementos, haciendo que el disco tenga un sin fin de detalles para escuchar. Y si esto pareciera poco, escuchen el tema final del disco, Impossible Soul, de 25 minutos y en donde pasa literalmente de todo.


4. Kanye West - My Beautiful Dark And Twisted Fantasy: Cada vez mas "musical", éste MBDTF es un disco rico en elementos, en instrumentalización, y sobre todo, en melodías. A esto, agreguémosle un grado de experimentación: un excelente aporte al mundo del hip hop.











3. Arcade Fire - The Suburbs: Disco doble. La producción más ambiciosa hasta el momento de Arcade Fire. Álbum conceptual, donde los temas tratados son los sueños, la adolescencia, la inocencia, las amistades y los cambios, todo ello visto desde un punto de vista frustrante. El suburbio, el deseo de alcanzar algo mejor y no poder. Esto musicalizado a la perfección con el ya característico estilo del grupo, pop-rock, folk y grandes arreglos orquestales. En esta oportunidad hay algunos arreglos electrónicos sutiles además. Ah, es el único disco grandioso de verdad nominado a los grammys en categoría mejor álbum del año.





2. The National - High Violet: Uffff, doloroso es éste High Violet. Es de tener cuidado al escucharlo porque realmente es muy triste. El desamor, el miedo, la soledad y la desilución es la temática que empapa el disco, haciéndose más aguda gracias a la intensidad de las canciones. No se trata de canciones lentas en sí, sino de canciones con fuerza, con poder emocional.








1. Joanna Newsom - One Have On Me: El disco más difícil del año, resultó ser el más espectacular. Difícil, por lo extenso del disco (es un álbum triple), 2 horas de música, en donde la mayoría de los temas dura mínimo 6 minutos. Difícil por lo intrincado de sus arreglos y forma de composición (no estamos precisamente frente a un disco con contenido pop habitual y que se acerca más a la música clásica), y dificil por la forma tan particular de cantar de Joanna. Pero todos estos elementos son los que a la larga, seducen e invitan a darle una nueva escucha. Y es que sucede que de primeras, se presenta denso, intrincado e incluso enigmático, solo posible de ser escuchado, dosificándolo; un disco por vez (tal vez un lado por vez). Pero a medida se va escarbando o adentrando en esta especie de bosque sonoro, se hace mas fácil, van a apareciendo las formas ocultas, y la luz refleja la hermosura de esos arreglos intrincados, transformándose en una experiencia maravillosa para los oídos. Y así, estos tres discos se transforman finalmente en una joya oculta.

5 comentarios:

Christian Ingebrethsen dijo...

No lo tengo pensado pero mis tres discos de este año son:

1º "We Are The Void" de Dark Tranquillity, hasta los bonus track son enormes.

2º "Forthcoming Displeasures" de los españoles Helevorn, material melancólico y denso de gran calidad.

3º "Happiness" de Hurts, es el disco de synthpop del año.

Besos.

tnf25 dijo...

hoy mismo me lanzo por el de Hurts, esta por todos lados!!!

Sαntiαgo dijo...

:S no sé de ninguno... me dejas pensando.

IGNACIORE dijo...

Cuando he tenido una media hora al menos de tiempo he seguido tus consejos y realmente me gusta mucho la música que recomiendas.
Espero que el 2011 sea para Ivan y para tí un año pleno de realizaciones, en el cual disfruten mucho de esa vida juntos.
¡¡¡¡FELIZ 2011!!!!

alvaro Locx dijo...

Chale... no conozco a casi ninguno, soy un analfabeta moderno musical jujujuju..

Saludines y abrazines de 2011.

Por cierto adoro que tmb estes topteneando.