lunes, diciembre 06, 2010

Viaje Express a Puerto Montt

Esta semana anduve de viaje por Puerto Montt, así que ahí el por qué de mi ausencia. Tuve que viajar por motivos de trabajo, y aprovechando la ocasión, Iván se embarcó conmigo también. Y a pesar que viajé por motivos del trabajo, esto fue algo así como unas mini-vacaciones (fueron 3 días en realidad).
Me gustó que me acompañara, ya que de lo contrario, me hubiera aburrido harto estando solo. Aprovechamos a ir a Frutillar y a Puerto Varas. Que lugares más bonitos. No los conocía, pero me encantaron. Puerto Montt no me gusta mucho, además que lo encuentro medio peligroso. Con decir que la mitad de las cuadras del centro estaban a oscuras durante la noche. Pero Puerto Varas y Frutillar son otra cosa.
En Puerto Varas fuimos a conocer el casino. Como sabrán, yo no soy muy amigo de andar apostando, pero me hice la idea de visitarlo para entretenerme un momento. Allí nos hicimos socios del Enjoy, y nos dieron una cuponera con 3 tickets de $5.000 para gastar en el casino (solo se puede usar uno por día). Me fui a una maquina con mi ticket y empecé a jugar. No sé cuanto rato estuve en ésta, pero al final me fui con $6.000 para cambiarme de maquina. Di unas vueltas hasta encontrar alguna que me pareciera especial. En la que elegí, empecé a ganar y a perder a la vez. De pronto me vi con $22.000 y todo me pareció super. Me dije, "ya, llego a los $25.000 y me retiro"; nunca fue y perdí todo. Cuek! Más encima, como quedé picado, puse otros $5.000 de mi bolsillo, los cuales no me duraron ni siquiera un minuto. Ahí ya me dije vasta y fui a buscar a Iván para que nos fuéramos (ya me estaba tentando de seguir apostando). Iván estaba en las mismas que yo.
Frutillar fue puro relajo. Que lindo el paisaje con el lago Llanquihue. Pensar que esto igual es Patagonia, pero tan diferente al tipo de paisaje que existe en Magallanes. Y qué tranquilo, de verdad que me gustó mucho. Acá no nos podíamos ir sin antes probar algún dulce típico de la zona, ya que Frutillar fue fundada por colonos alemanes, así que imaginense los Kuchen más ricos que hacen. Fuimos a un cafecito (hay muchos) que nos pareció bien, en donde nos pasó algo chistoso. Nos sirvieron té (muy rico igual porque tenía flores y frambueza dentro de la infusión) y nos dejaron el pastillero de sacarinas. Cuando Iván le estaba colocando a su taza, lo apretó mal y se le resbaló de las manos, yendo directamente a parar dentro de la taza. Lo más trágico de todo fue que como le entró el té, las pastillas seguramente quedaron todas apelmazadas dentro, ya que no salió ninguna más después.
Esta semana tengo otro viaje, pero esta vez a Santiago, a partir del jueves. Pero en esta ocasión me voy con compañeros de trabajo. Igual bien, porque voy a aprovechar de ver cosas para la casa.

8 comentarios:

Sαntiαgo dijo...

Puerto Montt? haha me hace recordar el nombre de una canción demasiado antigua y regraciosa. Xvr que Ivan te haya acompañado!

Christian Ingebrethsen dijo...

Me he reído bastante con lo del pastillero jajajaja. A un amigo le pasó algo parecido un año en carnavales, iba disfrazado de vaquero y haciendo el tonto con la pistola se le cayó dentro del chocolate y nos puso perdidos a todos.

Besos.

tnf25 dijo...

hey!! pues se ve lo que pasaste muy bien, eso de los casinos, puff! mis padres son aficionados, pero bueno usualmente les va bastante bien y se entretienen por horas…un abrazo!

Alforte dijo...

Vaya viajecito, que bien te lo montas.
A seguir bien. Saludos.

IGNACIORE dijo...

Que bonitas las fotos!! Me alegro que sigan tan bien.

Christian Ingebrethsen dijo...

¿Hoy era tu cumpleaños o es mañana? Soy un desastre para las fechas pero te felicito igualmente.

Besos.

Yo-Mero. dijo...

FELIZ CUMPLE, YA CUANTOS???

saludos desde mexico

Pablo Perez dijo...

Que hermoso es este destino, sin duda de lo mejor en este tan bello destino como lo es Chile. Saludos!

Pablo - Hoteles en Puerto Montt